Salud indígena

En el mundo indígena, las tradiciones enseñan que para “vivir bien” uno debe valorar el conocimiento y la sabiduría de los mayores, así como mantener una relación respetuosa y armoniosa con la naturaleza.

La salud en el mundo indígena y desde la visión tradicional es el resultado de la aplicación de normas, conocimientos y prácticas tradicionales propias de cada pueblo y cultura indígena. Son las medidas preventivas, las prohibiciones, los códigos de comportamiento, la alimentación, el uso de plantas medicinales, los rituales de curación, las relaciones los seres espirituales y con el territorio en su conjunto, entre muchos otros elementos que caracterizan el sistema tradicional de salud de cada pueblo.

Esperanza, anciana kichwa de Canelos haciendo curación con piedra.

Desde temprana edad, los niños y jóvenes reciben de sus padres enseñanzas y prácticas que tienen un carácter preventivo. Son “para no enfermar” o para “resistir ante la enfermedad”. Así, las tomas de guayusa (Ilex guayusa) o yoco (Paullinia yoco), los baños matutinos, los ayunos y otros “remedios naturales” fortalecerán el espíritu del joven y harán que tenga buena visión y dirección en su vida. Para mantener la salud, también es importante preservar buenas relaciones entre las personas, las familias y otros grupos sociales. Para lograrlo uno debe actuar de manera generosa, reciproca y solidaria.

Niños siekopia de la comunidad de Sewaya aprendiendo con mayores sobre plantas medicinales.

Situación de Salud de los Pueblos Indígenas

Para abordar las problemáticas actuales de salud de las poblaciones indígenas en la Amazonia, es necesario entender las condiciones estructurales que generan dichas problemáticas. Muchos males y enfermedades actuales se manifiestan por la deterioración de las condiciones generales de vida en los territorios. No solo se trata de la escasez de recursos alimenticios, la deforestación o la contaminación de las aguas, entre otros factores, sino también el abandono de los conocimientos y prácticas tradicionales de salud, el relajamiento de la disciplina preventiva y el agravamiento de los conflictos sociales intra e inter-comunitarios.

Sentimos que hace falta una reflexión más crítica y profunda sobre la actual situación de salud indígena, tanto entre las poblaciones y organizaciones indígenas, como las instituciones responsables de brindar servicios de salud, de educación y aquellas otras que ofrecen programas de asistencia y desarrollo. Creemos necesario reevaluar la pertinencia de los conocimientos y prácticas tradicionales de salud, así como las posibilidades de su renovación en los actuales contextos de vida.

Apoyamos iniciativas locales y prestamos asesoría a los pueblos y comunidades interesados en diseñar programas de salud que prioricen la revitalización de sus propios sistemas de salud. Nuestro objetivo es también contribuir al dialogo intercultural para promover la implementación de servicios de salud culturalmente pertinentes, más eficientes y más eficaces, para reducir los índices de morbilidad.

Director Ejecutivo, Programa Salud Intercultural

Con 35 años de experiencia trabajando sobre el tema de la salud indígena, Didier (62) ha dedicado una buena parte de su vida en apoyo a la revitalización de sistemas culturales indígenas, acompañando a diversos pueblos y organizaciones de la Amazonia peruana y ecuatoriana en la construcción e implementación de sus planes de vida. Pero aún queda mucho por hacer. Didier, sigue convencido del inmenso valor que encierran los sistemas de salud indígenas y las medicinas tradicionales en la Amazonia; No solo para ayudar a los pueblos indígenas en recuperar una mejor salud y una vida más digna, sino también porque constituyen un legado importante para toda la humanidad.